Fonocontacto

+56 9 3420 2344

OBD2: ¡Todo bajo control con el sistema de diagnóstico a bordo!

Desde 2001 disponen todo los coches con motor de gasolina de una interfaz «OBD2». Los vehículos diésel lo llevan de serie obligatoriamente desde 2004. Estos dispositivos tan prácticos facilitan enormemente la búsqueda de errores y averías lo que también es necesario ante la creciente complejidad de los coches actuales.

Siguiendo las huellas de las sustancias nocivas

Hoy resulta difícil imaginar cómo se construyeron los motores para coches hasta entrados los años 1970. Eran máquinas de gran tamaño que consumían mucha gasolina con plomo y cuyos gases de escape se emitían sin ningún tipo de purificación al medio ambiente. A principios de los años 80 esto aún era estándar.

La introducción de la gasolina sin plomo fue una gran lucha y supuso una auténtica revolución. No obstante, estos gases de escape tampoco eran precisamente inofensivos para la salud. En lugar de plomo se empezó a usar benceno como constituyente del combustible. A su vez, se sospecha que es perjudicial para la salud. Además, el monóxido de carbono y los óxidos de nitrógeno surgen inevitablemente en cualquier combustión con oxígeno atmosférico. Incluso si fuese posible filtrar estos contaminantes completamente, el dióxido de carbono seguiría siendo un problema. Durante la combustión en el motor se transforma la gasolina que contiene carbono al entrar en contacto con el oxígeno atmosférico en dióxido de carbono. Aunque sea un gas más o menos natural, es una sustancia nociva que favorece el efecto invernadero.

Combustión limpia, desafío técnico

Para purificar los gases de escape de un vehículo de gasolina o diésel lo mejor posible, se hace un gran esfuerzo técnico. Ya existían controles de motor simples para la reducción de contaminantes en los tiempos del Escarabajo de VW.

Los catalizadores no regulados se sustituyeron rápidamente por los catalizadores de tres vías, que se han ido desarrollando desde entonces. La purificación de gases de escape es un reto particularmente grande para los vehículos diésel debido su alta formación de partículas de hollín. La última tecnología es la inyección de urea. Este método que ya se ha establecido para maquinaria de construcción y vehículos industriales y también se está utilizando cada vez más en los motores de automóviles.

Todas estas innovaciones han dejado rastro en el motor. Con el fin de limpiar los gases de escape, un gran número de componentes recién desarrollados se activan antes de la combustión. La recirculación del gas de escape, los refrigeradores de aire de admisión, los ajustes en la gestión de la ignición y mucho más deberían impedir la formación de contaminantes por adelantado. Normalmente, esto funciona bastante bien.

los catalizadores de tres vías

El problema con los sistemas de purificación de gases de escape técnicamente sofisticados es su susceptibilidad a fallar. Cada avería tiene un efecto doble que puede traer mucha cola.

1. Los componentes defectuoso ya no puede cumplir su función.
2. El sistema de mando recibe datos erróneos y no funciona correctamente.

El sistema de monitorización se introdujo para evitar que el coche emita permanentemente demasiados contaminantes o destruya los componentes del motor. Gracias al constante control de errores el dispositivo de mando es capaz de reaccionar antes de que se produzcan daños importantes. Sin embargo, el dispositivo de control no es capaz de arreglar un componente defectuoso. Para esta tarea se necesita la ayuda del operador y, para que este sepa donde encontrar el fallo, se desarrollo el OBD.

Sistemas complejos, pero delicados

El problema con los sistemas de purificación de gases de escape técnicamente sofisticados es su susceptibilidad a fallar. Cada avería tiene un efecto doble que puede traer mucha cola.

1. Los componentes defectuoso ya no puede cumplir su función.
2. El sistema de mando recibe datos erróneos y no funciona correctamente.

El sistema de monitorización se introdujo para evitar que el coche emita permanentemente demasiados contaminantes o destruya los componentes del motor. Gracias al constante control de errores el dispositivo de mando es capaz de reaccionar antes de que se produzcan daños importantes. Sin embargo, el dispositivo de control no es capaz de arreglar un componente defectuoso. Para esta tarea se necesita la ayuda del operador y, para que este sepa donde encontrar el fallo, se desarrollo el OBD.

La «lectura de las memorias de error» fue durante mucho tiempo un proceso misterioso que solo era posible con herramientas especiales costosas. Los talleres cobraban un alto precio por este paso incluso antes de soltar tan siquiera el primero tornillo del coche. Hoy en día, el diagnóstico a bordo está disponible para todos con medios muy económicos. Esto es posible gracias a la estricta estandarización de los componentes OBD2.

La forma del conector, su ubicación y el tipo de códigos de error están regulados por ley. El enchufe plano estándar de doble fila para conectar de un sistema de diagnóstico debe estar situado en el área de operación del conductor. Generalmente se encuentra debajo del volante o en el lado izquierdo de la caja de fusibles. Encontrará más información en el manual de instrucciones. Cualquier aparato apto se puede conectar. Hoy en día ya no está permitido que los fabricantes de coches actúen en solitario como aún era posible con el OBD1.

Las conexiones estandarizadas y el significado de los códigos de error han reducido drásticamente el precio de los dispositivos de diagnóstico. Si estos aparatos costaban hace unos pocos años aún cientos de euros, hoy en día por menos de 50 euros se consiguen auténticas máquinas de alto rendimiento.

El truco aquí es que el conductor proporciona una gran parte de la potencia informática necesaria así como las opciones de visualización.

Los aparatos están bien, pero los enchufes inalámbricos son mejores

teléfono inteligente para OBD2

Los dispositivos para leer las memorias de error siguen estando disponibles hoy en día. No obstante, se enfrentan a una competencia feroz y, en verdad, muy superior, los teléfonos inteligentes o tabletas. Todo lo que necesitan estos dispositivos estándar ampliamente utilizados es una interfaz con el sistema de control y un programa adecuado. Un enchufe inalámbrico que está disponible por tan solo 20-30 euros en una calidad excelente ofrece este punto de conexión.

Pero ojo, algo así se compra en el comercio especializado. Los dispositivos disponibles en las plataformas online son a menudo falsificaciones que no envían señales o están defectuoso.

El módulo enchufable se coloca en el conector OBD2 del vehículo. Ahora ya solo se necesita la aplicación móvil adecuada. Estas cuestan poco dinero o son completamente gratuitas. De este modo se averigua fácilmente lo que le pasa al coche. En principio se puede partir de la base de que cada fabricante de enchufes inalámbricos ofrece su propia aplicación. Cuanto más alta sea la calidad del dispositivo utilizado, más económica será la aplicación adjunta. Los auténticos enchufes para profesionales de más de cien euros suelen ofrecer la aplicación correspondiente de forma gratuita.

La ventaja especial de las soluciones con aplicaciones móviles frente a los sistema completos es su actualidad. Las aplicaciones están en constante desarrollo. Así siempre estará actualizada con unos pocos clics. Con los sistemas tradicionales generalmente no era posible actualizar el sistema operativo o suponía mucho trabajo.

OBD2 la aplicación móvil adecuada
Launch América

Launch América

LAUNCH America es una empresa chilena que nace por el aumento del parque automotriz y las necesidades de nuestros clientes por contar con máquinas y equipos de calidad para sus talleres.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Envíanos un mensaje

Síguenos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?